jueves, 1 de febrero de 2007

La vida de los autos IV: El buchonazo


2 comentarios:

Baterflai dijo...

Amigo! Aguante la culomanía! Desde las sierras de la Loma del Orto (Madrid) le dejo mis más afectuosos recuerdos, y le prometo enviar imágenes de todo lo que encuentre por acá, visto desde el lado que nos gusta a nosotros: el lado de atrás de la vida.

PD: tenemos que encarar la culomancia algún día de estos. Sí, interpretar nuestro futuro analizando (si se me permite) los indicios que a nuestro paso se presentan.

Baterflai dijo...

Y habilítele el RSS, estimado, que si no con tanto blog suelto se me jode la paciencia, se me jode.