jueves, 24 de julio de 2008

Una docena de quince

La parte de atrás del colectivo del post anterior puede leerse la frase: "En el jardín de mi vida tengo 3 rosas mi... madre, mis hijos y mi esposa"
Si se trata de hijos (plural), entonces cuanto menos debería tener cuatro rosas.
O la difunta Correa se choreó una flor o su milagrosidad viene perdiendo efectividad frente al rojo avance del Gauchito Gil.

4 comentarios:

gally dijo...

En realidad es un sucio juego de palabras... La madre y los hijos tienen flores, la esposa no.

Amperio dijo...

Es el imperialismo expansionista del Gauchitogil, compañero, que avasalla todo. ¿Y qué quiere, viejo? La Difunta pide agua y el Gauchito ofrece ginebra. Así, el resultado está cantado...

UAP, campión. No se olvide que lo quiero.

Apalabrada dijo...

jaja Puro sentimiento, pero de cuentas, nada.

unServidor dijo...

Hubiera dicho "mi prole" y listo.
Lo que no sé es cómo hizo para pedirle a la santa una madre, antes de tenerla.