jueves, 28 de agosto de 2008

Pertenecer tiene sus privilegios

(fotografía de "Ojo Atento" Pablo Tossi)

No será un country club, ni sus eventos requerirán vestir de etiqueta, pero no vamos a negar que pertenecer al Club de Autos Lamentables nos deparará tardes enteras de mates y tortas fritas a la vera del camino mientras se espera el ansiado arribo del auxilio mecánico.

8 comentarios:

El Profe dijo...

¡Uy! Vendo esas calcomanías y me hago rico acá conozco unos cuantos :D
¡Saludos!

Vachi dijo...

Jua!
:)

Ajenjo dijo...

por lo que se ve, deben tener mas socios que el ACA.

slds
A

Apalabrada dijo...

Muy bueno, se ríe de sí mismo y te jode la burla.
Bien hecho.

Fla-q dijo...

10 en auto-conocimiento
=D

unServidor dijo...

Así no va a conseguir levantarse a Cupido motorizado...

Gally dijo...

Dónde hay que llamar para hacerse socio???
Mi viejo debería pertenecer a ese club, es increíble como le gustan los autos lamentables...

(pero bien que me gusta que me lleve)

Anónimo dijo...

Aguante el 12 !!!!