lunes, 24 de noviembre de 2008

La vida de los autos XXIX: El caníbal

(fotografía del colega Rapote, tiburonero nocturno de primera hora; bah, de la última: es nocturno)

Podemos apreciar en esta captura fotográfica de Rapote -nada tenemos que envidiar al National Geopraphics- un hecho poco común en la fauna automotriz: un caso de canibalismo vehicular o cochefagia o simplemente un hambre atroz.
El caníbal, al igual que las serpientes, abre desmesuradamente el capot -unido al chasis por una ménsula elástica- y acelera por la ruta hasta atropellar y literalmente tragar a su presa que desprevenida nada puede hacer pues el depredador refleja el sol de tal manera que encandila el espejo retrovisor de su alimento.
Una vez engullida su víctima, se estaciona a refrescar el motor mientras comienza el proceso de digestión.
En la foto puede verse claramente como la carrocería se estira para contener el vehículo tragado, que puede ser incluso superior a él mismo en tamaño (se conocen casos de Fiat 1500 que deglutieron de un solo topetazo un Valiant Coronado).
El proceso de descomposición puede demorar entre cinco y seis años, dependiendo en gran medida de los componentes sintéticos del alimento. La incomodidad que resulta de ello, muy rara vez un vehículo devora a dos simultáneamente.
Si bien no se ha podido comprobar todavía, algunos observadores sostienen que los ómnibus de doble piso no son más que colectivos caníbales que han devorado a otro de su misma especie.

16 comentarios:

Carina dijo...

Este omnibus "conscriptor" me hizo recordar al dibujo de la boa que digería un elefante en el libro "El principito".
Nunca imagine que existieran ejemplares asi en la fauna automotriz...con este de nuevo descubrimiento (para mi) me aparecen algunas incognitas...aquellas explosiones que provenian del caño de escape de mi auto eran por que el carburador estaba sucio o eran acaso flatulencias??!!

The Bug dijo...

Digestión, Carina.
Y no le digo nada si el cochéfago se come un acoplado cargado con porotos de soja.

Ajenjo dijo...

Es mas, en la última página de la revista Coche al día viene un recetario de platos rápidos y fáciles para preparar usando una furgoneta renault 4L.

slds
A

The Bug dijo...

Yo vi esa sección de la revista, Aje.
Creo que se llamaba: "Fast Car, Fast Food".

Fla-q dijo...

Con la última generación de vehículos, Bug, los cochéfagos han sufrido una importante merma nutricional.
Después de devorar por generaciones a presas ricas en hierro, ultimamente han tenido que modificar su metabolismo para asimilar mejor el plástico.
Eso sí, lo bajan con grandes dosis de revividor.

The Bug dijo...

Fla-q, me ha fascinado su comentario.
Digno de Borocotó, vea.

Jorge Mux dijo...

Estas cosas dan miedo.
Dan miedo en serio.

Los camiones gigantes esos que transportan muchos autos, ¿simplemente los tienen de rehenes, para luego devorarlos?
¿Hay vehículos que gustan saborear la carne humana?
¿Se puede hacer un asado con chasis de citroen?

The Bug dijo...

No entiendo su sorpresa con los camiones, estimado Mux.
¿Nunca oyó hablas de los deliverys?

Rapote dijo...

Desde que vi cómo este M-Benz 608D se morfaba al Renault 4F -nosotros de pibes le decíamos Renoleta- me assuté tanto que vendí mi R-6 GTL...

;) Rapote

PD: ¡Gracias por publicar la foto Bug!

Rapote dijo...

El orden de la "u" y la "s" no alteran el susto...

unServidor dijo...

Considerando que Rapo es quien mandó la foto, sostengo la teoría de que son dos seres distintos en plena simbiosis, como el tiburón con la rémora...

The Bug dijo...

unServidor, mire que si empieza a hacer correr el rumor de que Rapote anda con la Rémora esa, lo más probable es que logre que Tiburina lo muela a palos.

Rapote, por favor, fue un placer.
El agradecido soy yo.

El Gaucho Santillán dijo...

No es tanto. El R4 es cilindrada 850, se nota.

Pero quiero decir algo. Mejor que la renoleta no sea machito, que si no!!!!

Mafa dijo...

¿No tiene una foto de cuando el autito es finalmente expulsado?

G 4 þ R I € L dijo...

yo arme un blog con este tipo de engendros!!!!
te invito a verlo:

www.autosenlacalle.blogspot.com

Baterflai dijo...

Univitelinos con la cigota mal dividida.
Bueh, yo le encontré una explicación biológicamente viable y así me miran?