sábado, 17 de marzo de 2007

No sabés como me tranquiliza

Le hacemos su placa a pedido

La verdad es que las placas de madera me gustaban mucho.
Me apenaba no poder comprarlas hasta que ví que también las hacían a pedido.
Es que no me imaginaba la expresión de mi señora si caía por casa con una plaquita diciendo "Maxi te amo", si le sugería cambiar nuestros apellidos por el de Cerone (que hace muy lindo juego con una placa que tenían) o le pedía dejar todo y largarnos a vivir a la calle 49 al 600 (lo cual en mi caso implica además cambiar de ciudad).
Al final entendí la idea.
Terminé comprando una placa muy bonita cuya leyenda rezaba "Le hacemos su placa a pedido".

1 comentario:

Baterflai dijo...

O_o
Conozco un par de integrantes de una familia Cerone que casualmente, tienen blog.

Recibí el mail, tengo que pensar y me está agarrando la fiaquez de nuevo!!!