martes, 24 de abril de 2007

Una joyita de las de antes

Las lenguas no tienen riendas

Las palabras huelgan.
Un clásico entre los clásicos.
Nótese los detalles al tono: las franjas verdes del camión hacen juego con las cruces de la farmacia, que vaya a saber por qué desarreglos del destino se perdieron de alinearse simétricamente con esta chata.

2 comentarios:

Corvina dijo...

¿Por qué será que la mayoría de los fleteros eligen ese color verde para sus chatas?

Chester J. Lampwick dijo...

no hay caso, por más que la mire no puedo despegar el cartel de farmacia de la camioneta