lunes, 21 de mayo de 2007

El casado casa quiere

(perdón por la poca nitidez; manejar y sacar fotos no es taaaan compatible)

¡Cuantas veces habré visto esta situación!
Los padres del novio o de la novia tienen un terreno grande y el nuevo matrimonio construye en él, pero lo más lejos posible de la casa de los padres o suegros, según como se mire.
Es decir que sobre el mismo lote quedan dos casa, ubicadas diametralmente enfrentadas y un patio (ya no tan grande) separando ambas.
Es decir, si hay que convivir convivamos, pero vos allá y yo acá.
Viendo estos nidos de hornero, parece concluirse que esta situación no es exclusiva de los seres humanos.

4 comentarios:

Corvina dijo...

Hey, cómo va, The Bug? Mejorcito?
Qué lindos, son horneritos pero no bol*dos. Sabés lo que es aguantar a la hinchap****as de la suegra...

The Bug dijo...

Yo ando bastante mejor.
Estoy tratando de meter nuevamente los pulmones para adentro pero por lo menos he dejado de toser.
Y si, los horneros no son ningunos boludos (en este blog SI se puede decir boludo, pero con cari�o).
Nunca podr�a serlo cuando con esos peque�os picos son capaces de construir un nido y yo, casi casi haciendo trampa con las manos, no puedo con mi boca sacar el caramelo en la fuente de harina.

Corvina dijo...

jajaja "pero con cariño". Qué criminales, los que nos hacían participar, de niños, en esos juegos tan divertidos.

gen71 dijo...

Terrible el plato con harina!
Dicen que así murió la nenita de Poltergeist.
En nuestro país según trascendidos, este juego sería el responsable de todas y cada una de las internaciones de Diego.
Que peligrosos son los productos refinados, por Dios...