domingo, 23 de diciembre de 2007

Hogar dulce hogar

Este simpático cartel está colgado en un portón de una casa con rejas altas, alambres de púas sobre las mismas y ventanas con vidrios oscuros.
La negrura de la noche impidió una fotografía mejor porque el miedo a ser detectado -si usaba el flash de la cámara- por invisibles guardias armados apostados en los jardines, me llevó a sacrificar calidad en pos de algunos años más de vida.

8 comentarios:

Baterflai dijo...

Haciendo lista mental de los regalitos que los miembros de esa familia se harán entre sí para navidad, y lo más inocuo que se me ocurre es un coche bomba.

Fla-q dijo...

Mecacho! Un cartel con dientes!!!

El Gaucho Santillán dijo...

Muy bueno che!!! te dejo un saludo, desde Còrdoba ( porque estoy de vacaciones) con gusto rosarigazino!!!!

The Bug dijo...

Bater, ¡y no sabe qué pesado que se ponen con los fuegos de artificio!

Fla-q: con dientes... ¡y uñas!

Gaucho, bienvenido a mi modesta toldería.

Ajenjo dijo...

Por las dudas, en año nuevo no se acerque a ver los fuegos artificiales, que las armas nucleares lastiman fiero.

slds
A

Ajenjo dijo...

Por las dudas, en año nuevo no se acerque a ver los fuegos artificiales, que las armas nucleares lastiman fiero.

slds
A

Michael dijo...

Bug, sé que has sido tu.
Me has roto el corazón.

The Bug dijo...

¿Qué he sido yo qué cosa?