lunes, 31 de marzo de 2008

La vida de los autos XXIII: El superhéroe


Un Servidor nos ha mandado la foto que precede este texto, así como el texto que sucede a este párrafo (es decir que lo único que he hecho yo es poner el texto que está aquí, entre el antecedente y es sucedáneo, es decir el presentedente):

"¿Qué fue de la vida de Batman... aquél parapolicial oscuro y encapuchado, aquél rati alado (como cualquier murciélago) pero incapaz de volar?
Fuentes confiables que no podemos revelar dicen que en el cambio de siglo se habría venido a un país sudamericano donde abundan pingüinos, gatúbelas y guasones (además de no faltar fiestas góticas, aunque pronto entendió que no eran peñas de sus conciudadanos emigrados).
Se rumorea que una vez llegado le robaron el batimovil, el cual no pudo ser repuesto pues la fortuna Díaz quedó atrapada en el corralito (fue traída y depositada justo el día anterior), y lo que quedó fue guardado en una caja de seguridad que vaciarían luego unos boqueteros. Robin se escapó con un nuevo rico, a Alfred hubo que echarlo, y el traje fue vendido a una casa de difraces... pero con lo que juntó antes (animando trencitos de la alegría) se compró un autito... al fin y al cabo, el batimóvil era demasiado grande para que viajaran sólo dos. Y si bien hoy cartonea (el billete del colchón se lo arruinó la inundación) dicen que al auto no lo entrega... Bruno es un nostalgioso incurable."

4 comentarios:

Baterflai dijo...

Mi amigo Naico tiene en la luneta trasera el logo de los Thundercats.
Mi amigo Naico es un capo.

Apalabrada dijo...

A mí un "galán" (anote el término) me dice que ése es su auto y cuando quiere volver a hablarme yo ya no estoy más.
¡Andá a jugar a la revolución gabber, chiquilín!

El Profe dijo...

Yo quería pegar algo así en el mío... tengo alma de superheroe. ¡Uhhh! de los Thundercats, no es mala idea :D

un servidor dijo...

Al mío le pegué un "Niños a bordo"...
De hecho, no sé porqué el batimóvil no tenía lo mismo y llevaba al Niño-Maravilla sentado adelante...