martes, 24 de junio de 2008

Coblan Cofres

Tío no te calentés, tomate un Coblan Cofres.

Me apena reconocerlo, pero estuve como dos horas para tratar de recordar qué bebida se llamaba Coblan Cofres y en qué año habrá sido popular. ¡Qué dobolu!

8 comentarios:

Apa dijo...

Lo que son las diferencias entre los géneros, en cambio si se espera que yo me avergüence por haberlo entendido enseguida no, no me avergüenzo.:)

The Bug dijo...

No tiene de qué avergonzarse.
Al contrario, es admirable que tenga ese pensamiento tan fresco.
Yo siempre le busco la vuelta más rebuscada a las cosas.
Soy de los que la hoja le tapa la rama que le tapa el árbol que le impide ver el bosque.

raul de san juan dijo...

Don bug, no se apene, sapa hasta en la joresme miliasfa...

Jorge Mux dijo...

¡Ah, el amargo serrano Coblán Cofrés!
¡Si yo lo tomaba junto a mi abuelo, cuando tenía apenas cinco años!
Una medida de Coblán Cofrés, un chorrito de soda y jugo de limón.
Si hasta me acuerdo del aviso publicitario de aquel entonces: "Coblán cofrés, dejarlo no podés"

Qué tiempos aquellos.

The Bug dijo...

Raul, se agradece la chanza (@#~€#~€@!!!!!)

Mux, mire usted. Yo hubiera jurado que el producto era un antiácido estomacal.

Fla-q dijo...

Alta Griasan, don Bug!

Rapote dijo...

Yo banco a muerte al Totín Turalna.

El Coblán Cofrés da acidez...

Saludos,
Rapote

El Humanista dijo...

seeeeeeeee totín

tatalmente


jajajjajajja